miércoles, 29 de diciembre de 2010

Un par de Coj*nes.

Llevo ya una temporada que estoy creativa. Claro que cuando se lo comenté a Cari hace un par de semanas, la muy jodía me replicó: "Pues no se te nota en el blog" Y es que yo hablaba precisamente de otro tipo de creatividad, menos... intelectual. Durante ese casi mes que no escribía por aquí, cuando estaba sola en casa  me pasaba el tiempo haciendo pequeños trabajos manuales, porque además se me ocurrían a todas horas;  hasta me planteé hacerme un cuaderno de ideas creativas –pero ya tengo demasiados cuadernos.

De momento he ido registrando las ideas con sus respectivos esbozos en el cuaderno del escritorio del salón -misceláneo él. Son ideas que no siento ninguna obligación de llevar a cabo, están ahí para que no se me olviden, y si algún día me da,  pues las hago. Pero el caso es que... me siento yo animosa, y me da que teniendo ahora vacaciones probablemente saque unas cuantas adelante.

Una de ese titipuchal de ideas era la de hacerme un cojín con una tela de cebra que me había sobrado de otra cosa. Porque además de que me molan mucho los estampados de piel de animal -preferiblemente herbívoro-  el de cebra me iba guay con los colores del salón.

Una noche al poco de acostarme se me ocurrió cómo ejecutar el diseño que quería. Para que no se me olvidara me levanté a "esbozarlo"... y acabé yéndome a la cama a la una y media de la mañana, con el cojín acabado.

Sí, es mi máquina de verdad. Modelo 1932.

La verdad es que quedó chulísimo; yo estaba tan orgullosa de él. De vez en cuando me lo quedaba mirando embelesada... y así fue como un día se me ocurrió que quedaría muy cachondo con un rabito. Al día siguiente el cosmos puso en mi camino la lana negra que necesitaba, depositada sobre la mesa de la sala de profes -debía de ser para una manualidad de los niños- y como está muy feo rechazar un regalo, cogí  una pequeña madejita  y apenas ni se notó. Además el rabito quedó genial. 

Así que si antes del rabito ya estaba encantada con el cojín, con él se convirtió en mi cojín favorito. Y me empezó a dar mucha pena el de vaca que siempre me ha molado, pero es que ya le tengo muy visto, y en comparación se había quedado un poco soso, ¿Qué podría hacer yo para animarlo? -me pregunté. Así fue cómo se me ocurrió... ¡ubres! 

Como seguro que os pica la curiosidad -y aunque no os picara, vamos- os dejo una foto del resultado final:


¿Molan o qué?

12 comentarios:

  1. ja,ja,j,aja... me descojino!! Un cojín con tetas...

    ...eres de lo que no hay, es decir, única.

    Besos tronchantes.

    Pd: Veo que desde hace un par de meses en tu mesilla son las 10:32. ¿Ya no lees o es que se detuvo el tiempo?

    ResponderEliminar
  2. Hey Kum*... que me he despertado y no me puedo volver a dormir, qué putadilla. :O uaaAAA....

    Efectivamente, estoy tan poco intelectual que ni leo. Pero como compensación estoy creativa, y hay que fluir, ¿no? así que no me quejo.

    ResponderEliminar
  3. Están chulisimos. Una idea genial :D

    ResponderEliminar
  4. error 404:
    comentario no encontrado.

    ResponderEliminar
  5. lo que tu dices... con dos cojones, o sea cojines.

    ResponderEliminar
  6. OH DIOS!!! COMO HAS HECHO ESO DE PONER EL FONDO EN GRIS Y NIEVE CAYENDO?...

    ResponderEliminar
  7. FEROOOOOOOZZZZ!!!! Jo, te he echado de menos... :'( Y vuelves para dejarme con la miel en los labios con ese "comentario no encontrado". Si es que te gusta hacerme de sufril...

    Naray y Davidiego, muchas gracias por vuestro reconocimiento púbico. Es cierto, los cojines son chulos-chulos. Si ya lo decía yo... :D

    Carlosmondo, en primer lugar, en mi blog no se dicen tacos, joder! En segundo lugar; es tu pregunta (COMO HAS HECHO ESO DE PONER EL FONDO EN GRIS Y NIEVE CAYENDO?...) un reproche encubierto, o una pregunta real? Porque si es un reproche: ¿Qué pasa?, ¡a mí me gusta! Y si es una pregunta, se añade un gadget de javascript. Aquí te dicen como hacerlo.

    El fondo lo cambias de color en diseño, "diseñador de plantillas", opciones avanzadas.

    Si necesitas más instrucciones, pide por esa boquita.

    ¡QUE NIEVEEEE! :)

    ResponderEliminar
  8. First.- Perdón por el taco. No se volverá a repetir... snif...

    Second.- Es una pregunta hecha desde la mas absoluta y asquerosa envida porque mola mucho (iba a decir "mola un huevo" pero como no se pueden decir tacos...)

    ResponderEliminar
  9. Ya, pero si son para expresar algo bueno de mí o mis cosas, entonces sí se puede.

    A mí no me preguntes, yo no me he inventado las reglas...

    ResponderEliminar
  10. Cari en una ramita del fractal30 de diciembre de 2010, 6:56

    ¡¡Qué guay!! Has puesto cojines hervívoros en tu blog y Feroz los ha olido de lejossssss!! El cosmos tiene sus propias reglas misteriosas... :D

    ResponderEliminar
  11. Ya tía, pero yo me he quedado en ascuas por culpa del cosmos.

    ResponderEliminar