martes, 28 de diciembre de 2010

Popurrí navideño

Rescatada navideña. “¡Es que hay alcaldes que no saben usar el martillo!... Como el alcalde de Lesiton*.” (??) Elia, mi sobrina de 5 años, hablando para sí misma mientras pintaba algo en nochebuena.

*Tras denodadas investigaciones, averigüé que se refería a Lazytown, un programa infantil de la tele.

¡Ha nacido un concepto! Estábamos ya en la sobremesa de Nochebuena, después de los postres. Mi madre había sacado la bandeja del turrón. Dani cogió un trozo, se comió medio de un bocado, dejó el otro medio en un plato vacío que había en el centro de la mesa, y dijo improvisando: “Este es el plato solidario.”   Todos lo entendimos en seguida sin necesidad de más explicaciones y a partir de ahí hicimos adecuado uso de él; magnífico invento -¡lo recomiendo! Con lo bonito que es compartir...

Y por último, una receta de "acción de cumpleNavidad". Para el postre del día de Navidad había quedado encargada de hacer una tarta que sirviera también de tarta de cumpleaños de mi padre, que cumple 70. De hecho su cumpleaños es el día 30 de diciembre pero a pesar de la cifra redonda, y como en mi familia no somos muy de parafernalia cumpleañística, mis padres han decidido que este año haríamos una celebración compartida con la Navidad, que si no era mucha tela.

Mi modesta colaboración fue, como he dicho, esta tarta; una tarta de batata -sweet potato pie para los estadounidenses- que aprendí a hacer con Heather y que es típica de Acción de gracias. Ya la he hecho varias veces, y como suele suceder, a todo el mundo le flipó. "Está deliciosíiiisssima" -dijo de hecho mi madre- "y no es nada empalagosa" añadió al hilo Marta, mi cuñá. Claro, que si le hubiera puesto un vaso y medio de azúcar como decía la receta en vez de medio, la cosa hubiera sido muy diferente.

En fin, que en esto estamos; de navidades. Me sentía obligada a publicar un post-testigo, y con este ya he cumplido. ¡Ea!

TARTA DE BATATA INGREDIENTES: 1 lámina de hojaldre, 2 vasos de batata, 2 cucharadas de mantequilla, 2 huevos, ½ vaso de azúcar, ½ vaso de nata, ½ cucharadita de canela. Opcional: 1 cucharada de vainilla, ¼ cucharadita de jengibre molido, 1/4 cucharadita de clavo o nuez moscada. ELABORACIÓN: Hornear la batata –45 min aprox- y pelar. Mezclar todos los ingredientes en el orden que nos dé la gana, con una batidora eléctrica. Hornear el hojaldre solo a 200º durante 10 min. Rellenar el hojaldre con la mezcla. Hornear a 180º durante 30 min aprox. ¿De verdad has leído toda la receta? ¡Debes de ser el/la unicx!:D

7 comentarios:

  1. ¡Jope que buena pinta tiene esa tarta!
    Probaré a hacerla, pero es que la tuya además es muy bonita :D

    ResponderEliminar
  2. Si llegas a hacerla te garantizo que quedarás satisfecha. Ya me contarás :)

    ResponderEliminar
  3. Cari, el espectro de las navidades pasadas28 de diciembre de 2010, 22:14

    Olé, qué tartística!!

    Me la apunto. Mi madre hizo una de piña, sin horno ni ná, impresionante, ya te pasaré la receta.

    ResponderEliminar
  4. A mí es que eso de la batata siempre me ha sonado a patata constipada.

    Feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
  5. Pero Cari, si tú ya te conocías la tarta de la Nochevieja pasada... ¡Si hasta se la hiciste a Pizarro! Qué te la vas a apuntar...

    Así que patata constipada, ¿eh, Kum*? ¿Y no la has comido nunca? Está de muete.

    Besos gordos y feliz... tó.

    ResponderEliminar
  6. Ya, si ya sé que hasta hice la tadta coztipada, pero tratándose de una advenediza olvidadiza, qué se puede esperar... (lo bueno es que será "nueva" otra vez!)

    Feliz 2010!!

    ResponderEliminar
  7. Cari... ¿eres tú? ¿Por qué te has puesto anónimo? Seguro que se te ha pasado, porque si no al menos hubieras puesto "anónima" :D

    ResponderEliminar